Graffiteando Alhucemas

Segunda Acción Mural del Proyecto Identidades en el Instituto Español Melchor de Jovellanos (Alhucemas)

El pasado lunes 12 de febrero tuvo lugar la segunda edición del Proyecto Identidades. Esta vez nos desplazamos hasta Alhucemas, situado en la costa mediterránea de Marruecos. Un lugar donde nos recibieron con los brazos abiertos y dónde conviven dos maneras de sentir la identidad en Marruecos: Rifeño y Árabe.

Durante el mes de febrero no he parado, ha sido un mes completo y genial pero sin descanso, de hecho llevo varias semanas pensando en escribir este post, tenía ganas de hacerlo y compartir nuestra experiencia en Marruecos, y hablar de cómo se desarrolló esta segunda vez graffitera.

Lo mismo te preguntas, ¿por qué se va a Marruecos a hacer esto?. En otras ocasiones los proyectos salen porque te presentas a una convocatoria y obtienes una beca o una ayuda, o porque ganas algún premio en un concurso. En el caso Identidades, digamos que tiene entidad propia, porque en este proyecto las cosas no suelen funcionar así, lo cual lo hace más mágico y auténtico. Pues es el boca a boca, el compartir impresiones y experiencias lo que hace que se creen nuevas ediciones.

Fachada del Instituto Español Melchor de Jovellanos, Alhucemas. 2018.

La primera edición salió gracias a la ayuda del Colectivo Enea. Y ahora el “boca a boca” lleva Identidades a Marruecos, concretamente al colegio español Melchor de Jovellanos, donde trabaja Maria Lozano (profesora de Biología) y, como el resto de los profesores, amante de la enseñanza y muy volcada en el proyecto que tiene el centro. Maria propuso en el centro el desarrollo de esta actividad con el fin de llevar arte y expresión al colegio, ya que en estos últimos años los colegios españoles han sufrido grandes recortes y una subida en las tasas referentes a las matrículas lo que ha provocado una bajada en el número de alumnos en los centros, por lo que las horas de música y plástica se han reducido.

Que la primera asignatura en perder calidad muchas veces sea plástica o música es algo que a mi personalmente, me entristece. Creo que la creatividad se debe de trabajar desde la educación y es necesaria, motivar al pensamiento creativo, al pensamiento divergente. Considero que educar desde la imaginación es algo necesario y que nos aporta la capacidad de ser más resolutivos no solo en el aspecto artístico, también en otras facetas de la vida.

Marruecos vive un momento delicado, no voy a entrar a analizar la educación en general de Marruecos, puesto que no la conozco, pero en el caso de institutos españoles como este, sí que puedo decir que ha desaparecido parcialmente el vínculo con el arte. Y no solo por la falta de asignaturas artísticas, también por la eliminación de bachilleratos como el de letras, que aunque se dé en otros institutos de Marruecos en este momento, es una realidad que puede extenderse. La literatura solo ocupa puestos básicos y no principales como podía ocurrir antes cuando se estudiaba “letras”. Por una causa u otra, no se dispone de muchos espacios donde volcar tu creatividad y trabajarla.

El hecho de que desarrollemos allí este taller no cambia la situación, y tampoco transforma la realidad, es complicado, pero si aporta un poco de luz en ese contexto gris y al menos durante un día o unas horas invitamos a crear y reflexionar con el arte.

Identidades, como ya he comentado anteriormente, es un proyecto que mezcla graffiti y pintura mural para crear un collage. Puesto que el resultado final es muy variopinto debido a que esta acción mural participativa da lugar a multitud de combinaciones por cada unx de lxs asistentes.

Alumnas del IE Melchor Jovellanos. Alhucemas, 2018.

En Melchor Jovellanos aprovechamos esta ocasión para enfocar la creación de estas nuevas identidades para trabajar la igualdad de género. Con Identidades solemos trabajar la plasticidad del género, la expresión de nuestros pensamientos, nuestra imagen o la percepción que podamos tener de nosotrxs mismxs o de lxs demás. 

En esta ocasión el planteamiento del taller se abordó de otro modo, ya que la acción que se programó se vinculó directamente al género, durante un par de horas los alumnos estaban invitados a imaginarse dentro del otro género. Por parejas, de forma colaborativa podían crear un alter ego.

Proyecto Identidades. Colaboran: IE Melchor Jovellanos. Lugar: Salón de Actos, IE Melchor de Jovellanos. Alhucemos, Marruecos, 2018.

Ha sido mi primera vez en Marruecos, primero estuvimos en Fez y después en Alhucemas para hacer esta actividad y en ambos sitios he aprendido algo importante, la inutilidad de los prejuicios y las generalizaciones.

Romperlos, cambiarlos, cambiar mis pensamientos…porque tanto en nuestra visita a Fez como en el Instituto la gente nos sorprendió. En el caso del Instituto, lxs alumnxs participaron más de lo que esperaba y de una manera abierta, participativa y con libertad. NO tuvieron inconvenientes con el planteamiento, se adaptaron a la idea. Disfrutaron de la actividad y sobre todo recalcaron que les encantaba graffitear. Cerrando el taller con conclusiones positivas. “Los colores son libres”, “un hombre puede llevar rosa y una mujer el pelo corto”, “queremos ser mujeres libres”…fueron algunas de sus frases con las que concluían la sesión de Identidades. 

De nuevo puedo cerrar una sesión de Identidades con satisfacción, viajar es maravilloso pero si además el viaje se formula a través del pretexto de realizar una actividad en algún lugar, te conectas al lugar y a la gente con la que la haces.

ALGUNAS FOTOS DE NUESTRA EXPERIENCIA EN ALHUCEMAS
Número 9. Barrio del Cristo. Zarva Barroso

#9: Homenaje a las víctimas de la violencia de género

Viñetas moradas en el Barrio del Cristo

#9 ha sido mi aportación al evento organizado por el área de igualdad del Barrio del Cristo que ha tenido lugar en la Mancomunidad del barrio la mañana del 24 de noviembre, día previo al día internacional contra la violencia de género. La instalación se inauguró tras una conferencia impartida por el Departamento de Atención a las Víctimas de Violencia de Género de la Policía Local de Xirivella y podrá visitarse hasta finales de diciembre.
Numero 9, zarva barroso. Valencia
Número 9. Instalación. Mancomunidad del Barrio del Cristo, Valencia.

Este año la Comunidad Valenciana se ha situado como la segunda comunidad del país con más mujeres víctimas de violencia machista. El Registro de Justicia cerró 2016 con 4.067 maltratadas inscritas, sólo por detrás de Andalucía con 6.913. Además, la Comunidad Valenciana, junto a Andalucía y Murcia, tuvo el año pasado la tasa más alta de víctimas de violencia machista, con 1,9 por cada 1.000 mujeres de 14 o más años, mientras que la media española fue de 1,4 por cada 1.000. Son datos de la Estadística de Violencia Doméstica y de Género del Instituto Nacional de Estadística (INE), que analiza datos sobre las personas que se inscribieron en 2016 en el Registro Central del Ministerio de Justicia y que recoge las víctimas con medidas cautelares o de protección.

#9 es una instalación que hace un homenaje a las victimas de violencia de género y en especial a las asesinadas durante el 2017 en la Comunidad Valenciana. Con la obra quería centrar la atención sobre todo en este hecho como punto de partida.

9 eran las mujeres registradas hasta el día 24 de noviembre, ya que el mismo 24 nos llegó la noticia de un nuevo feminicidio en Vinarós. Por lo que son 10 las mujeres a día de hoy que han muerto a mano de sus agresores por violencia de género en la Comunitat Valenciana (feminicidios íntimos, no íntimos, familiares, infantiles, asesinatos por robo). 

Número 9. Zarva Barroso
Bocetos. Número 9. Barrio del Cristo. Valencia.

#9 lo componen mujeres de diferentes edades, estratos sociales, etnias y nacionalidades; recreaciones ficticias con un estilo de cómic que podrían ser ellas: las víctimas. Retratos de mujeres anónimas o con nombre y con las que se puede identificar cualquiera por su género o por su relación de cercanía hacia ese arquetipo retratado: la señora mayor, la chica del puesto del mercado, la chica inmigrante, la vecina, la abuela, la madre, la tía, la esposa, la hija, la amiga, la dulce, la seria, la alegre. Porque cualquier perfil es susceptible a sufrir el maltrato. #9 es un retrato colectivo de ese perfil inexistente de mujer maltratada y en este caso asesinada por violencia machista en el que cada una es diferente e igual a las demás. #9 invita a repetirnos el mensaje de la gala del día 24: “No te tapes los ojos frente al maltrato” porque todas estas mujeres nos miran, con fuerza e intensidad, cada una de ellas se encuentra frente a nosotrxs.

#9. Zarva Barroso
#9. Acción participativa durante la gala.

Pero la instalación también contaba de una parte participativa en la que la gente asistente podía colocar “bocadillos de cómic” en las paredes alrededor de la instalación con frases extraídas del manifiesto que se había leído previamente en la conferencia o en blanco para que ellxs escribiesen. Y con ello lanzar un mensaje positivo y de esperanza, crear un espacio de expresión donde quien quiera puede ofrecer soluciones o lanzar mensajes positivos.

Y así fue porque hubo mucha participación, no solo se pegaron bocadillos con frases, los bocadillos en blanco faltaron y sobre algunos ya escritos se volvía a intervenir para seguir aportando ideas, seguir transmitiendo, en muchas ocasiones desde la propia experiencia y la propia superación de lo vivido. Muchas mujeres mandaban mensajes alentadores.

Fue una experiencia maravillosa poder hacer este proyecto con la ayuda del área de igualdad de la Mancomunidad del barrio del Cristo, así como desarrollarla ese día y conocer a toda la gente que se acercó a las conferencias y a intervenir en la instalación. 

Gracias Maria, Gema y Alin, y gracias gente del Barrio del Cristo.

ALGUNAS FOTOS DE NUESTRA EXPERIENCIA EN EL BARRIO DEL CRISTO